sábado, 21 de mayo de 2016

Dejando huella

Prometimos a los niños que íbamos a pintar con pinturas que les encanta y así lo hicimos.
Pero nadie dijo que fuéramos a hacerlo con pinceles..... Vamos a pintar con los pies!!!! Así que nos quitamos los zapatos y con una brocha, pintamos las plantas de los pies de cada uno, para que andaran por el papel continuo dejando su pequeña huella. Vieron como algunas huellas eran más grandes que otras y la distancia entre huella y huella. Propusimos que el compañero ayudase a limpiar la planta del pie, pero no todos lo entendieron bien y se limpiaron su propio pie, lo que supuso una torsión y posición muy rara para conseguirlo, intentadlo si no vosotros!
 Esta actividad, a demás de ser muy divertida para los peques, es una pedazo de oportunidad para trabajar su autonomía , pues se quitaron y pusieron los calcetines y zapatos ellos solos o con ayuda de sus compañeros, fomentando así también la cooperación entre ellos.
Papis retad a vuestros hijos a ponerse todos los días sus zapatos, el que diga que no puede sólo quiere escaquearse! :P Es genial cuando se superan y creen que no pueden hacer algo y lo consiguen!!